2.- ¿Que estoy buscando?
15018
post-template-default,single,single-post,postid-15018,single-format-standard,bridge-core-2.3.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-21.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

2.- ¿Que estoy buscando?

2.- ¿Que estoy buscando?

Normalmente me gusta preguntar que es lo que estás buscando y esperando en el Yoga.

Si, ya se que estas pensando que nunca esperas nada, y es la actitud correcta, aún así, siempre hay un impulso que nos mueve a tomar decisiones y es a esa decisión a la que me refiero.

Mucha gente se acerca al yoga por alguna patología que le impide desenvolver su vida con normalidad, otros por una búsqueda espiritual, lo más común es que se busquen las dos cosas, cada vez más porque se lo aconseja el médico, porque lo practicaron hace años y bastantes más de los que podríamos pensar, no saben por qué, solo saben que tienen que venir, siempre que pasan al lado del local, «algo» les llama a entrar.

En mi caso me identifico más con esta última por experiencia propia, aunque todas las respuestas son correctas.

Si algo tiene la verdad es que nadie tiene la razón. Parezco Sabina en algunas de sus estrofas, con lo cual, una de las primeras cosas que debemos tener en cuenta es que no hay verdades absolutas. Está reflexión en sí misma ya debería relajarte, por lo de pronto ya estamos quitando que es lo correcto o incorrecto, así que disfrutemos el camino.

Mi consejo siempre es probar, y cuando digo probar, es probar en varios centros, y si vuestra ciudad lo permite, diferentes estilos de Yoga. Dentro de las diferentes disciplinas estoy seguro que alguno de ellos se ajusta a tu personalidad y forma de ser, pero hay algo para mi más importante o por lo menos diría que igual de importante y es lo que te transmite el profesor.

La diferencia con un buen profesor te puede cambiar literalmente la vida.

Prueba un mes, lo hablaré más adelante, pero una sola clase no siempre es suficiente, date un tiempo y si no sales de clase más feliz, relajado o con una inquietud nueva, entonces no te compliques y busca otro centro, pero si tus sensaciones son buenas, entonces sigue insistiendo aunque te hayas sentido como un pato mareado.

¡Eso sí! Una vez te sientas a gusto, ¡entrégate! Ilusiónate y mantén la mente abierta para abrirte a un mundo nuevo y en muchos casos desconocido, pero siempre apasionante, que ya te voy adelantando, es para toda la vida.

Om Ah Hum*


*Om Ah Hum – Mantra cuyo significado es cuerpo, palabra y mente

Quietud del cuerpo, silencio del habla y espaciosidad de la mente


Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.